Consejos por el Día Internacional de la Alimentación: Reduce tu Huella Alimentaria

Posted on

Hoy es el Día Internacional de la Alimentación. Personalmente no soy muy amigo de los “días de…”, pero nunca es mal momento para recordar algunos consejos sobre alimentación. En este caso no me voy a centrar en la alimentación, si no en los alimentos en sí. Los desechos, y la gran cantidad de comida de la cual hacemos un mal uso va en aumento, por lo que es importante ser conscientes de ello. Con algunas pequeñas medidas podemos reducir nuestro impacto e incluso ahorrar en nuestra compra.

Para empezar, vamos a ver unos consejos sobre el almacenamiento de la comida:

  1. Usar el frigorífico por debajo de 5ºC, ya que a esta temperatura los alimentos se conservan óptimos durante un mayor tiempo.
  2. Si pretendes conservar el pan, hay que o bien congelarlo o bien guardarlo e un lugar seco y fresco, pero nunca en la nevera.
  3. Los productos envasados, como frutas y verduras, es mejor conservarlos en el envase mientras no se vaya a consumir, ya que estos están diseñados para aumentar su conservación.
  4. Congela cuando no vayas a consumir algo en el momento para preservar todas las propiedades, o más bien la mayoría, y cuando descongeles un producto consumirlo en las siguientes 24 horas. Después de ese tiempo el producto pierde notablemente su calidad.

Esto en cuanto al almacenamiento, pero mucho más importante es la planificación de la compra. Siguiendo algunas pautas podrás ahorrar, ser más eficiente en las comidas y ayudar a no malgastar un bien tan importante como la comida. Algunos consejos son, por ejemplo:

  1. Haz una lista de la compra, piensa con detalle qué es lo que necesitas y sobretodo qué es lo que ya tienes, evitando así comprar grandes cantidades de productos que luego puede que tengas que desechar.
  2. Haz un repaso de las fechas de caducidad, tanto de los producto que ya tienes almacenados como de los que vas a comprar. Planeando puedes ahorrar considerablemente. Un ejemplo es el pan de molde, que la fecha puede variar considerablemente entre los envases disponibles en la tienda, y al final dura pocos días. Por otro lado es recomendable saber diferenciar entre fecha de caducidad o consumo preferente.
  3. Conservar adecuadamente, como ya vimos antes, puede alargar la vida del producto.
  4. Las sobras. Siempre se pueden aprovechar las sobras para no tener que tirarlas.
  5. En caso de que tengas jardín, los desechos orgánicos se pueden utilizar como abono y compostaje. Este, además, contendrá un alto valor nutritivo y será gratis.
  6. Otro consejo es el de consumir lo que se llama “fruta fea”. Esto no genera en sí un ahorro, pero contribuye a evitar que se tiren, puesto que estas suelen estar repudiadas por el comprador, mientras que siguen conservando todas sus propiedades intactas y sus nutrientes, más allá de su aspecto.

Si te preguntas por qué es necesario hacer todo esto, o por lo menos recomendable, esta pagina te lo puede explicar con mayor detalle:

http://www.thinkeatsave.org/es/index.php/be-informed/datos-de-interes

Reduce tu huella alimentaria

Fuente: http://www.thinkeatsave.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s