Cooperativismo

Posted on Actualizado enn

Hoy asistí a la Xornada UniversoCoop en la Facultade de Economía de la USC. En estas jornadas se intentaba acercar un poco más a los estudiantes al mundo del cooperativismo y explicar como funcionan. El resultado, en mi opinión, ha sido más que satisfactorio. Logicamente, hay cosas que pueden gustar más o menos, y hay cosas que aunque suenen bonitas hay que ver como funcionan a la hora de la verdad. Pero en definitiva, la jornada ha sido más que interesante y contar con tres personas socias de cooperativas ha sido enriquecedor para entender este mundo. El formato mesa de expertos, o las ponencias en sí han estado bastante bien. Si hay que poner una pega, es la puntualidad, pero esto se puede entender en este tipo de eventos.

Pero vamos al tema. Cooperativas. ¿Qué son? Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se unen de manera voluntaria para satisfacer sus necesidades económicas, sociales y culturales en común mediante una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática (ACI, 1995). Las cooperativas son empresas de responsabilidad limitada, es decir, en caso de deudas con terceros, los socios no deben asumir estas deudas con bienes particulares, si no por su aportación al capital social, siempre y cuando se haya realizado todo bajo una correcta gestión.

Las cooperativas son un modelo empresarial, en el cual un mínimo de tres individuos establecen una asociación mercantil con el objetivo de ofrecer unos servicios y beneficios tanto personales como sociales. Para que dicha asociación se considere como una cooperativa tiene que cumplir algunas reglas básicas:

  1. Principio de adhesión voluntaria
  2. Gestión democrática
  3. Participación económica de socios/as
  4. Autonomía e independencia
  5. Educación, formación e información
  6. Intercooperación
  7. Interes por la comunidad

Uno de los puntos más característicos es la gestión democrática, la cual se rige por el principio de UNA PERSONA = UN VOTO, mediante asamblea general en la cual se concuerdan y se toman diferentes decisiones relacionadas con normas, precios, retribuciones, miembros, economía, etc. Por tanto no tes una sociedad capitalista en sí, aunque si participa capital, no tiene más poder en la toma de decisiones quien más capital haya aportado.

Las cooperativas son sociedades de personas, no de capital. En ellas prima el bienestar de los socios/trabajadores y por tanto el empleo digno y de calidad donde cada persona trabajadora interviene en la toma de decisiones, y por tanto, se sentirá con una mayor participación en la empresa lo cual conllevará un mayor compromiso con ella. También juegan un papel importante en el entorno de la cooperativa y en el medio rural.

Economicamente hablando, las cooperativas tienen que cumplir una seri de normas. Un capital mínimo de 3.006 € (no siendo este únicamente dinero), sin ser esta igual para cada persona socia, participación máxima del 50% para un mismo socio, el capital puede ser variable según funciones y etapas de la cooperativa. Y también cabe destacar un último punto, las personas socias trabajadoras de la cooperativa perciben mensualmente un anticipo societario a cuenta de los excedentes de la cooperativa. Este término es importante puesto que los socios no perciben un sueldo de acuerdo con lo que se entiendo por salario derivado de un trabajo a cuenta ajena establecido por el Artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores. En este artículo se establecen varios requisitos para este tipo de relación laboral:

  1. Trabajo voluntario
  2. Trabajo personal
  3. Trabajo por cuenta ajena
  4. Dependencia
  5. Retribución

Los dos primeros se cumplen en una cooperativa. El punto tres se cumple si se asume que es la propia cooperativa asume esta figura. El cuarto punto implica el sometimiento al órgano empresarial, y al igual que en el punto anterior, es la propia cooperativa quien asume el papel de persona jurídica. Y por el último la retribución. Es aquí donde no encajan las cooperativas, puesto que no se percibe un salario como tal, si no que se percibe lo que se llama un anticipo societarios y que depende de los excedentes. Este punto es básico para definir el tipo de relación que se establece. En este caso no es el empresario el que asume las perdidas ni el que percibe las ganancias, si no que todos los socios trabajadores asumen estas facetas, viéndose el salario influenciado por los resultados. Este reparto de beneficios se acuerda por la propia cooperativa según funciones de cada uno y su participación y no por el capital aportado. Bien es cierto que las personas socias pueden percibir un cargo por el capital aportado.

Por último solo me gustaría comentar que las cooperativas tienen un fin social. Es decir, que su objetivo debe ser el crear empleos de calidad y beneficiar el entorno y a al sociedad en general. Todo esto puede sonar demasiado bonito, y por supuesto que tiene muchos inconvenientes, pero muchos de ellos se comparten con cualquier idea de emprender.

Fuente y más información:

http://www.cooperativasdegalicia.coop

http://www.eusumo.coop/

http://www.sinerxia.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s