Trabajo

Parón bloguero

Minientrada Posted on

Y llevo más de un mes sin escribir una sola entrada. Pero no he abandonado este proyecto, que aunque va a pasos lentos, no es por dejadez si no por ir afianzando conocimientos en un sector que aún es nuevo para mí. Prometo volver pronto con más energías y temas que tratar de la manera habitual.

En este último mes he terminado de escribir mi tesis doctoral, la cual ya está depositada y a la espera de confirmar fecha de lectura que será seguramente el 25 de Abril. La tesis doctoral que he realizado en el Departamento de Química Inorgánica de la USC, lleva por título “Compuestos Ciclometalados de Paladio y Platino. Reacciones de Acoplamiento y Catálisis”. No voy a negar que ha costado llegar hasta aquí y aunque no estoy del todo satisfecho con los resultados obtenidos, sí que lo estoy con el trabajo realizado y sobre todo con todo lo que he aprendido. A partir de ahora toca empezar nuevas etapas.

Y en esas nuevas etapas me hallo en estos momentos. Con muchas ganas y energías para empezar nuevos proyectos profesionales, que si bien cambian de campo en gran medida, espero que se adecuen bastante a lo que busco personal y profesionalmente. En vistas de empezar este nueva etapa estoy buscando oportunidades y prácticas en Departamentos de Calidad de Industrias Alimentarias, pero de momento sin éxito.

Seguiré en la búsqueda, seguiré estudiando y dentro de poco seguiré escribiendo.

Un saludo

Anuncios

Exigencia y perfeccionismo

Posted on

En esta ocasión, voy a hablar de algo más personal, más subjetivo. Voy a hablar de algo que a veces se posiciona como una virtud, o algo a destacar, mientras que en realidad suele ser un defecto. Todo depende de como se afronte, o desde el punto de vista, pero es verdad, y muchos estaréis de acuerdo en que se exigente y perfeccionista puede limitar nuestras capacidades.

Me voy a intentar explicar brevemente. Una persona que sea exigente  se puede considerar una persona que nunca se conforma y que siempre va a querer más tanto de sí mismo como de los demás. El problema vendrá cuando esa exigencia no es factible, o demasiado elevada. Una persona demasiado exigente puede exigir, valga la redundancia, a los demás tareas que puedan presentar conflictos, que obligue al prójimo a llegar a niveles no asumibles, y crear así un mal ambiente. Por otro lado, el hecho de ser exigente con uno mismo hace que uno intente superarse continuamente, dejando a un lado, la lógica y pueden aparecer comportamientos compulsivos. Algo muy parecido ocurre con alguien demasiado perfeccionista, buscando perfección en uno mismo y en los demás.

En mi caso, me considero alguien perfeccionista y esto a veces, me impide realizar las tareas que debería por el simple hecho de que no percibo tener todas las herramientas para hacerlo de una manera casi perfecta. A veces me veo dejando de lado obligaciones, o tareas, puesto que aunque las pueda hacer bien, considero que las puedo hacer mejor. Y también exigente, de manera relacionada, puesto que si no considero que he hecho todo lo posible para hacer esto de manera perfecta, no me siento satisfecho. Incluso se pueden dar problemas de insomnio. Y por otro lado, puedes influir en los demás negativamente, intentando hacer el trabajo de otros por el simple motivo de querer hacerlo mejor.

Cooperativismo

Posted on Actualizado enn

Hoy asistí a la Xornada UniversoCoop en la Facultade de Economía de la USC. En estas jornadas se intentaba acercar un poco más a los estudiantes al mundo del cooperativismo y explicar como funcionan. El resultado, en mi opinión, ha sido más que satisfactorio. Logicamente, hay cosas que pueden gustar más o menos, y hay cosas que aunque suenen bonitas hay que ver como funcionan a la hora de la verdad. Pero en definitiva, la jornada ha sido más que interesante y contar con tres personas socias de cooperativas ha sido enriquecedor para entender este mundo. El formato mesa de expertos, o las ponencias en sí han estado bastante bien. Si hay que poner una pega, es la puntualidad, pero esto se puede entender en este tipo de eventos.

Pero vamos al tema. Cooperativas. ¿Qué son? Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se unen de manera voluntaria para satisfacer sus necesidades económicas, sociales y culturales en común mediante una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática (ACI, 1995). Las cooperativas son empresas de responsabilidad limitada, es decir, en caso de deudas con terceros, los socios no deben asumir estas deudas con bienes particulares, si no por su aportación al capital social, siempre y cuando se haya realizado todo bajo una correcta gestión.

Las cooperativas son un modelo empresarial, en el cual un mínimo de tres individuos establecen una asociación mercantil con el objetivo de ofrecer unos servicios y beneficios tanto personales como sociales. Para que dicha asociación se considere como una cooperativa tiene que cumplir algunas reglas básicas:

  1. Principio de adhesión voluntaria
  2. Gestión democrática
  3. Participación económica de socios/as
  4. Autonomía e independencia
  5. Educación, formación e información
  6. Intercooperación
  7. Interes por la comunidad

Uno de los puntos más característicos es la gestión democrática, la cual se rige por el principio de UNA PERSONA = UN VOTO, mediante asamblea general en la cual se concuerdan y se toman diferentes decisiones relacionadas con normas, precios, retribuciones, miembros, economía, etc. Por tanto no tes una sociedad capitalista en sí, aunque si participa capital, no tiene más poder en la toma de decisiones quien más capital haya aportado.

Las cooperativas son sociedades de personas, no de capital. En ellas prima el bienestar de los socios/trabajadores y por tanto el empleo digno y de calidad donde cada persona trabajadora interviene en la toma de decisiones, y por tanto, se sentirá con una mayor participación en la empresa lo cual conllevará un mayor compromiso con ella. También juegan un papel importante en el entorno de la cooperativa y en el medio rural.

Economicamente hablando, las cooperativas tienen que cumplir una seri de normas. Un capital mínimo de 3.006 € (no siendo este únicamente dinero), sin ser esta igual para cada persona socia, participación máxima del 50% para un mismo socio, el capital puede ser variable según funciones y etapas de la cooperativa. Y también cabe destacar un último punto, las personas socias trabajadoras de la cooperativa perciben mensualmente un anticipo societario a cuenta de los excedentes de la cooperativa. Este término es importante puesto que los socios no perciben un sueldo de acuerdo con lo que se entiendo por salario derivado de un trabajo a cuenta ajena establecido por el Artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores. En este artículo se establecen varios requisitos para este tipo de relación laboral:

  1. Trabajo voluntario
  2. Trabajo personal
  3. Trabajo por cuenta ajena
  4. Dependencia
  5. Retribución

Los dos primeros se cumplen en una cooperativa. El punto tres se cumple si se asume que es la propia cooperativa asume esta figura. El cuarto punto implica el sometimiento al órgano empresarial, y al igual que en el punto anterior, es la propia cooperativa quien asume el papel de persona jurídica. Y por el último la retribución. Es aquí donde no encajan las cooperativas, puesto que no se percibe un salario como tal, si no que se percibe lo que se llama un anticipo societarios y que depende de los excedentes. Este punto es básico para definir el tipo de relación que se establece. En este caso no es el empresario el que asume las perdidas ni el que percibe las ganancias, si no que todos los socios trabajadores asumen estas facetas, viéndose el salario influenciado por los resultados. Este reparto de beneficios se acuerda por la propia cooperativa según funciones de cada uno y su participación y no por el capital aportado. Bien es cierto que las personas socias pueden percibir un cargo por el capital aportado.

Por último solo me gustaría comentar que las cooperativas tienen un fin social. Es decir, que su objetivo debe ser el crear empleos de calidad y beneficiar el entorno y a al sociedad en general. Todo esto puede sonar demasiado bonito, y por supuesto que tiene muchos inconvenientes, pero muchos de ellos se comparten con cualquier idea de emprender.

Fuente y más información:

http://www.cooperativasdegalicia.coop

http://www.eusumo.coop/

http://www.sinerxia.org/

Horarios y productividad

Posted on Actualizado enn

No soy de los que tira de orgullo con las opiniones en ciertos temas. Hace no muchos años, estaba empecinado en que el mejor horario laboral era el partido, el que muchos tienen es España. El descanso para mí siempre fue una de las partes importantes en el estudio y en el trabajo, puesto que te hacer rendir a un mayor nivel, por lo que hacer una parada para comer, y comer en casa en caso de que sea posible, era fundamental para que la jornada fuese más llevadera y poder desconectar.

Pero esto cambio considerablemente con mi experiencia en otro horario, el inglés. Y es que aunque solo fuese por tres meses, se hace falta habituarse a el. Entrar temprano, comer rápidamente y realizar el trabajo de manera continua puede parecer una ardua tarea. Pero esto no tiene porque ser así, aunque siempre depende de cada persona. El entrar temprano y trabajar de manera seguida te puede hacer más productivo, el no desconectar de manera radical al ir a comer, evitas el “trauma” de volver después de haber desconectado ya del trabajo. Y lo mejor de todo, la posibilidad de poder salir antes del trabajo. Esto hace mucho más sencillo compaginar vida personal con vida profesional. Se desconecta más, se descansa más y se hace la jornada más llevadera. Con más tiempo para uno mismo incluso entre semana.

Pero claro, esto siempre dependerá de cada persona y de cada trabajo, puesto que muchos de ellos requieren otro tipo de horario. Lo ideal siempre es un horario en el cual cada trabajador encuentre el más conveniente. Los sindicatos jugarán importantes papeles en el, y la empresa debería en la medida de lo posible, satisfacerlos, puesto que todos sabemos que un trabajador contento rinde infinitamente más.

Por último, considero que, cuando sea posible, el horario libre sería ventajoso en muchos sentidos. Combinar las horas de trabajo con las necesidades personales puede parecer difícil, pero estar por estar y por cumplir un horario, siempre me pareció una perdida de tiempo.