comida

Escáner alimentario

Posted on

Muchos de vosotros ya conoceréis este nuevo gadget, o más bien prototipo, que quiero presentar aquí. Se trata de un escáner de comida, el TellSpec Scanner. Ya he tratado la pulsera AIRO en esta entrada, la cual es capaz de indicarnos en tiempo real las calorías que hemos ingerido, desglosándolas en proteínas, hidratos de carbonos, grasas, etc. e incluso indicarnos el estrés y la quema de dichas calorías que estamos haciendo. Pues bien, el TellSpec quiere ir un poco más allá, o más bien un poco antes, e indicarnos que es lo que vamos a comer. Es decir escanea los alimentos.

La idea surge de una madre, cuya hija es celíaca, y que se preocupa sobre los alimentos que pueda ingerir, independientemente de mirar la etiqueta. De ahí viene la idea de un escáner alimentario. Ahora bien, esa es la idea, pero ¿Cómo funciona?

Los avances científicos siempre empujan a otros. Hace unos años, tener un espectrómetro significaba mucha inversión, y mucho espacio, puesto que se trataban de equipos pesados y voluminosos. Pero hoy en día eso ya no es así, existen espectrómetros de tamaños muy pequeños. El TellSpec funciona a través de la espectroscopia Raman, haciendo incidir un láser de baja energía sobre los alimentos. El haz del láser interacciona con las moléculas del alimento a estudio, concretamente con los fotones, con lo cual se produce un desviamiento en la energía del haz del láser. Este desplazamiento nos proporciona información útil sobre el material de estudio. El propio escáner recoge la luz que emite la muestra a través de un sensor y lo convierte en señal eléctrica, la cual se digitaliza. El siguiente paso consiste en transformar esa señal eléctrica en información. Para eso se usa algoritmo del escáner que, comparando con una librería de datos, nos da en el programa la información del alimento. Este es el funcionamiento a grandes rasgos del escáner TellSpec, el cual va acompañado de un software y aplicaciones para los diferentes dispositivos (Android, iOs, …)

Las aplicaciones son muy variadas. A nivel básico podemos pensar que nos sirve para programar mejor la dieta, nos puede ayudar a conocer mejor lo que comemos, y la cantidad de energía que estamos ingiriendo. Nos puede ayudar a llevar una dieta equilibrada y mejorar nuestra educación alimentaria. Pero no nos podemos quedar tan solo en la aplicación superficial. El aparato puede ser muy útil para las personas con alergias, celíacas, intolerantes o con cualquier tipo de problema alimentario. Se puede conocer en el momento si la comida tiene los alérgenos que debemos evitar, si contienen glúten o incluso si tiene algún tipo de contaminación o aditivo no deseado.

Como veis las posibilidades son múltiples, pero de momento este escaner aun es un prototipo. Tendremos que esperar a Agosto del 2014 para comprobar si de verdad tiene todas estas virtudes y a un precio en torno a los 300$.

 

Fuentes:

http://tellspec.com/

http://www.huffingtonpost.ca/2013/11/08/food-scanner_n_4239979.html?ncid=edlinkusaolp00000003&ir=Food

Aditivos controvertidos

Posted on

Como ya he comentado en alguna entrada anterior, el mundo de los aditivos alimentarios es controvertido y por tanto repito y añado reflexiones. Se pueden considerar necesarios a la par que no se puede descartar una cierta peligrosidad, sobre todo en su uso abusivo y prolongado. El problema de los cambios de hábitos en la sociedad, y en concreto en la alimentación de unas generaciones, es que los efectos no se pueden comprobar siempre de manera inmediata y es difícil separar los factores; me explico, si en una población se pone una antena y al cabo de 20 años el 40% de la población tiene cáncer, mientras que en poblaciones sin antena el cáncer es solo del 3%, se puede decir que esa antena produce un aumento de personas con cáncer; pero si en un población, grande, hay antenas y ciertas personas usan unos aditivos, otras no, y unas comen verduras, otras mucha carne, otros beben de un río, etc. es muy difícil estudiar los casos por separado y los estudios no son tan evidentes. Es decir que si se introduce un cierto aditivo en la sociedad y al cabo de unos años el porcentaje de personas con cáncer aumenta un 2% (ya incluso exagerando), ¿se podría decir que esto se debe unicamente a un aditivo? o igual es producto de el uso de varios aditivos en conjunto, o el abuso de otros hábitos, contaminación, etc.

Ahora, si bien puede resultar complicado el analizar los efectos directamente, sí que son analizables y existen muchos estudios concluyentes acerca de aditivos no adecuados. Ahora bien, yo creo que la mayor parte de la industria alimentaria es segura, o por lo menos mucho más segura que un par de décadas atrás. Pero hay que seguir alerta, porque el creciente uso de antibióticos en el ganado, el uso de aditivos cuyas propiedades sobre el alimento están controladas pero no sobre la ingesta humana, puede que llegue a ser muy perjudicial. El interés de la industria debería ir ligado al del consumidor, pero esto no siempre es así, y compañías e industrias las hay de todo tipo. Los hábitos de consumo conducen a que en la actualidad a los alimentos ya no solo se le añadan aditivos para su conservación, o su inocuidad, si no también se le añaden proteínas adicionales, vitaminas que no llevan por lo normal, o sales para que aumente sus propiedades nutricionales. Pero esto nos siempre se hace en vista de mejorar nuestra dieta, si no con fines meramente comerciales debido a que llega mejora al publico al publicitarse, a veces falsamente, como beneficioso.

Por último, el debate que esto genera se debe a que si por un lado los aditivos ayudan a conservar los alimentos en mejor estado, esto se produce en detrimento de posibles problemas en la salud a la larga. Una comida de calidad, segura y más accesible no debería estar reñida con la salud. Pero y sí lo está, el hecho de que más gente pueda tener alimentos ¿tiene que primar sobre la seguridad de estos? Ahí dejo el debate.

AIRO, la pulsera nutricionista que te dice lo que comes

Posted on

Las nuevas tecnologías parece que nunca van a perder la capacidad de sorprendernos. A veces hasta dudamos de verdad de su utilidad, aunque no podemos dejar de asombrarnos de los logros casi de ficción. Algo así pasa con el aparato que me ocupa en esta entrada, la pulsera AIRO.

A algunos esto les puede solucionar algunas facetas de la vida, sin olvidar que en otros ámbitos esto será muy útil desde el punto de vista médico. Resulta que esta pulsera es capaz de indicarnos que es lo que comemos directamente analizando in situ nuestra sangre. Pero vamos por partes.

AIRO es una pulsera hecha de aluminio con el mismo acabado mate que un Macbook, y el interior hecho de un material hipoalergénico suave. Se fabrica, o más bien fabricará, en dos tonalidades, clara y oscura, y en tres tamaños. La pulsera se conecta mediante Bluetooth 4.0 al smartphone y a una app que estará disponible tanto en la iOS App Store como en el Google Play Stores, por lo que será compatible tanto con iPhone como con Android, como es casi de rigor. La batería podría durar en torno a una semana, y se cargará mediante USB.e2b7a87985bfb22c15fd4693f14fc849

La pulsera, si es que se le puede llamar así por algo más que su apariencia, usará espectroscopía para analizar nuestra sangre directamente. La tecnología usará diferentes longitudes de onda detectando los metabolitos ingeridos durante las comidas. Con esto, la pulsera será capaz de medir las calorías consumidas e incluso la calidad de la comida tomada. Increíble, ¿no? Además también es capaz de medir nuestro bioritmo, nos indica el ejercicio que hacemos y su intensidad (esto igual ya no es tan novedoso, pero en conjunto lo hace especial) y las calorías que quemamos durante el día. Pero esto no se queda ahí, no solo nos ayudará a controlar las calorías que quemamos y consumimos, si no que es capaz de medir nuestro estrés mediante las microfluctuaciones que experimentemos y medir la calidad de nuestro descanso mientras dormimos. Ahora yo podemos hablar de ciencia ficción que pierde esta segunda definición. Ciencia y tecnología.

Y ahora estamos esperando todos los contras. Nos parecerá que es un prototipo, que va a salir dentro de muchos años y que será algo de elevado precio. Pues bien, una vez más, esto no será así. No hay más información que esta, pero el aparato está en su fase final. Se puede reservar ya, con el compromiso de enviarla pulsera ¡a principios de 2014! dependiendo del país, claro y a un precio de 149 $ (108 € al cambio) más envio y demás, con un precio final cuando esté a la venta a todo el público de 199 $ (144 €). Un precio disparatademente bajo, la verdad.

La verdad es que tiene buena pinta, pero habrá que esperar a que de verdad esté en la calle para ver si es tan bueno como lo pintan. También hay que ver su verdaderos uso, puesto que no se si todo el mundo estará dispuesto a tener que saber lo que está comiendo a todas horas, o como de estresado está uno (podría tener un efecto estresante aun por encima). Por otro lado, no considero muy cómodo tener que llevar la pulsera todo el tiempo puesta, incluso a la hora de dormir. Desde mi punto de vista, es demasiado control y seguramente innecesario, por lo que no se hasta que punto esta pulsera nos podría ayudar a ser más felices. Ya saben, la ignorancia puede dar felicidad.

Aquí dejo la pagina web de la empresa y el video promocional.

Fuente: https://www.getairo.com/

Consejos por el Día Internacional de la Alimentación: Reduce tu Huella Alimentaria

Posted on

Hoy es el Día Internacional de la Alimentación. Personalmente no soy muy amigo de los “días de…”, pero nunca es mal momento para recordar algunos consejos sobre alimentación. En este caso no me voy a centrar en la alimentación, si no en los alimentos en sí. Los desechos, y la gran cantidad de comida de la cual hacemos un mal uso va en aumento, por lo que es importante ser conscientes de ello. Con algunas pequeñas medidas podemos reducir nuestro impacto e incluso ahorrar en nuestra compra.

Para empezar, vamos a ver unos consejos sobre el almacenamiento de la comida:

  1. Usar el frigorífico por debajo de 5ºC, ya que a esta temperatura los alimentos se conservan óptimos durante un mayor tiempo.
  2. Si pretendes conservar el pan, hay que o bien congelarlo o bien guardarlo e un lugar seco y fresco, pero nunca en la nevera.
  3. Los productos envasados, como frutas y verduras, es mejor conservarlos en el envase mientras no se vaya a consumir, ya que estos están diseñados para aumentar su conservación.
  4. Congela cuando no vayas a consumir algo en el momento para preservar todas las propiedades, o más bien la mayoría, y cuando descongeles un producto consumirlo en las siguientes 24 horas. Después de ese tiempo el producto pierde notablemente su calidad.

Esto en cuanto al almacenamiento, pero mucho más importante es la planificación de la compra. Siguiendo algunas pautas podrás ahorrar, ser más eficiente en las comidas y ayudar a no malgastar un bien tan importante como la comida. Algunos consejos son, por ejemplo:

  1. Haz una lista de la compra, piensa con detalle qué es lo que necesitas y sobretodo qué es lo que ya tienes, evitando así comprar grandes cantidades de productos que luego puede que tengas que desechar.
  2. Haz un repaso de las fechas de caducidad, tanto de los producto que ya tienes almacenados como de los que vas a comprar. Planeando puedes ahorrar considerablemente. Un ejemplo es el pan de molde, que la fecha puede variar considerablemente entre los envases disponibles en la tienda, y al final dura pocos días. Por otro lado es recomendable saber diferenciar entre fecha de caducidad o consumo preferente.
  3. Conservar adecuadamente, como ya vimos antes, puede alargar la vida del producto.
  4. Las sobras. Siempre se pueden aprovechar las sobras para no tener que tirarlas.
  5. En caso de que tengas jardín, los desechos orgánicos se pueden utilizar como abono y compostaje. Este, además, contendrá un alto valor nutritivo y será gratis.
  6. Otro consejo es el de consumir lo que se llama “fruta fea”. Esto no genera en sí un ahorro, pero contribuye a evitar que se tiren, puesto que estas suelen estar repudiadas por el comprador, mientras que siguen conservando todas sus propiedades intactas y sus nutrientes, más allá de su aspecto.

Si te preguntas por qué es necesario hacer todo esto, o por lo menos recomendable, esta pagina te lo puede explicar con mayor detalle:

http://www.thinkeatsave.org/es/index.php/be-informed/datos-de-interes

Reduce tu huella alimentaria

Fuente: http://www.thinkeatsave.org/